IX Congreso Nacional de Asoaudio: Al día en audiología

Rubén Muñoz - Asoaudio

CONGRESOS

En febrero los audiólogos de Colombia y países vecinos se dieron cita en Bogotá para revisar los temas que marcan la pauta en la profesión. Reflexionaron sobre el futuro inmediato de los especialistas y analizaron nuevas oportunidades para hipoacúsicos.

Más de 180 profesionales de la audición siguieron durante tres días a expertos nacionales e internacionales que intervinieron activamente en el programa académico desarrollado durante el IX Congreso Nacional de Audiología & Expo 2014, organizado por la Asociación Colombiana de Audiología (Asoaudio), con el apoyo de varias empresas del sector. El evento científico giró alrededor de cuatro temas fundamentales: evaluación e intervención en la rehabilitación vestibular; amplificación auditiva con énfasis en medidas reales de oído; rehabilitación auditiva e implante coclear; y electrofisiología y asuntos profesionales. Una acertada metodología compuesta por conferencias magistrales y talleres de práctica a lo largo del programa proporcionó un valor agregado a los profesionales de la audición. El aporte científico internacional del congreso fue realizado por Michael Strupp, neurólogo del Departamento de Neurología de Ludwig-Maximilians-Universität de Múnich, Alemania; Hilda María Furmanski, fonoaudióloga especializada en problemas de audición en los niños y profesora de Audiología de varias universidades de Argentina; y Earl Edward Johnson, audiólogo de práctica avanzada para el Departamento de Asuntos de Veteranos del Centro Médico de EEUU (VAMC) en Mountain Home, Tennessee.

La cuota académica nacional estuvo a cargo de reconocidos especialistas, entre ellos Patricia Rangel, Ángela María López, Amanda Páez, Martha Lucía Tamayo, Rocío Molina, Iván Darío Flórez, Victoria Molina y José Alberto Prieto.

Un aporte novedoso

El tema del vértigo, abordado por el doctor Michael Strupp, tuvo gran aceptación por parte de los participantes al cuestionar el uso obligatorio de equipos tecnológicos para hacer un diagnóstico real de vértigo, lo que sin duda es un cambio de chip frente a la tradición que se sigue en Colombia. De acuerdo con Claudia Gutiérrez, presidente de Asoaudio, “el aporte de Strupp fue novedoso porque presentó de forma dinámica una revisión clínica que el gremio audiológico de la región no maneja regularmente. Para él los diagnósticos de mareo, vértigo central o periférico pueden ser diagnosticados con un protocolo que lo único que exige tecnológicamente es el uso de una herramienta sencilla (gafas especiales) que permite dimensionar las características del nistagmo, cuyo análisis sumado a la historia clínica, sintomatología y pruebas físicas realizadas por el especialista, permitirá un diagnóstico diferencial”. En sus intervenciones Michael Strupp insistió en la importancia de una buena historia clínica para llegar a un acertado diagnóstico. El vértigo es un síndrome multisensorial con diversas etiologías y patogénesis, y también es uno de los síntomas más comunes en la consulta médica que puede tener una prevalencia entre el 20 % y 30 %, por ello del diagnóstico también depende un buen tratamiento. Durante el congreso de Asoaudio, Strupp se centró en el examen clínico del sistema motor para diferenciar entre el vértigo periférico y central; además se refirió a los exámenes de laboratorio en pacientes con vértigo y a los trastornos vestibulares. Las líneas de investigación de este experto de Alemania oscilan entre el sistema vestibular, las técnicas de imagen, los dolores de cabeza punzantes, dolor poslumbar y la esclerosis múltiple. En el aspecto vestibular sobresale su interés por los trastornos vestibulares periféricos, el tratamiento de nistagmo pesimista y optimista, y la evaluación del mecanismo de nistagmo y náusea inducida por la nicotina.

El turno de los niños

Hilda María Furmanski es experta en el trabajo con los niños y así lo evidenció durante su participación en el Congreso Nacional de Audiología. ¿Es necesario el tratamiento en niños implantados muy tempranamente? Esta fue una de la preguntas que planteó para referirse a los nuevos desafíos que afrontan los audiólogos en el uso de dispositivos de ayuda auditiva en menores muy pequeños, y la respuesta fue un contundente sí. “Los niños que ya no son bebés y reciben audífonos o implantes cocleares necesitan instrucción directa en muchos aspectos del lenguaje. Se espera que desarro llen habilidades auditivas que les permitirán mejorar las condiciones de su comunicación, las cualidades de su voz y la producción del habla”, explicó Furmanski.

Para esta profesional, el abordaje auditivo-verbal es muy apropiado para bebés y niños muy pequeños considerando los principios que guían su práctica. “Aunque el enfoque es poco estructurado y los niños aprenden a usar su audición en situaciones naturales, ‘incidental’ y ‘espontáneo’ no son sinónimos de normal. Los niños no van a desarrollar el lenguaje con solo equiparlos o implantarlos tempranamente y comunicándonos con ellos como lo hacemos con aquellos que no tienen deficiencias auditivas”, agregó. Así las cosas, por el momento aun los niños más pequeños necesitan ciertas actividades estructuradas para promover el desarrollo auditivo, “más aun teniendo en cuenta que las recientes investigaciones apuntan a que los niños con pérdidas auditivas no están tan interesados en el habla como los niños con audición normal, incluso después de haber recibido un implante coclear a edades muy tempranas”, dijo la audióloga argentina. Hilda Furmanski también dedicó un espacio para exponer la evolución con implante coclear en niños que empiezan a escuchar a diferentes edades. En este sentido destacó una serie de variables que influyen en el desempeño de los niños, entre ellas la edad cronológica, el tiempo de sordera, las habilidades auditivas previas, el desarrollo cognitivo y lingüístico, la participación de su familia en el tratamiento, la disponibilidad de servicios de asistencia, el ambiente educacional, la presencia de otras patologías y los resultados de los estudios médicos y radiológicos. Una de las grandes conclusiones en este tema fue que, considerando todas las variables mencionadas, “es esperable que tanto en Argentina como en muchos otros países se sigan implantando por muchos años más niños con sordera congénita o prelingual a edades muy avanzadas”, aseguró Furmanski.

La conveniencia de ayudas auditivas

Earl Edward Johnson, audiólogo estadounidense, mostró a los participantes una nueva y necesaria forma de verificar la conveniencia de ayudas auditivas a partir de los avances tecnológicos. Generalmente, los audiólogos en Latinoamérica realizan mediciones de satisfacción de ayudas bajo calificaciones de beneficios; sin embargo, el doctor Johnson invitó a tomar medición de beneficio dependiendo de los avances tecnológicos que ofrecen las ayudas auditivas; por ejemplo, medir la satisfacción en el uso o funcionalidad ofrecida por micrófonos, resaltadores de habla, reductores de ruido, trasposición de frecuencias, así como el impacto de beneficio según memoria acústica con los algoritmos de ganancia y salida.

Una de las presentaciones de Earl Johnson describió el rendimiento de las recetas de audífonos y las características del producto con respecto a las capacidades de los oyentes con la sensibilidad auditiva normal. En otra intervención relacionada con las ayudas de programación para niños, Johnson hizo una revisión de la historia relacionada con los parámetros de compresión de audífonos de programación y la importancia del desempeño funcional dentro del primer año de ajuste, junto con grado de pérdida y presencia de otras discapacidades. Actualmente, el experto estadounidense adelanta una investigación destacada en la eficacia y la efectividad de los audífonos teniendo en cuenta las características del producto, el procesamiento de señales, la dispensación de audífonos y las tendencias de práctica. Recientemente, su programa de investigación está concentrado en el estudio comparativo de los métodos prescriptivos y validados para la asignación de parámetros de amplificación para los adultos y los niños basado en una recopilación de datos de evaluación audiométrica. Por estos hallazgos, se ha mejorado la accesibilidad a los cálculos cuantitativos y descripciones sobre el beneficio y el rendimiento de reconocimiento de voz que los individuos con pérdida de la audición serán capaces de lograr, en promedio, con los audífonos.

Los aportes nacionales

Durante el Congreso organizado por Asoaudio los audiólogos colombianos también reafirmaron el liderazgo del país como referente en la región. “Colombia ocupa un lugar destacado entre los países de habla hispana de Latinoamérica porque el sector audiológico ha logrado consolidarse y los especialistas cuentan con una base clínica destacada, así lo reconocieron los mismos expertos internacionales que este año nos acompañaron con sus conferencias”, dijo Claudia Gutiérrez, la presidente del gremio audiológico en Colombia. Y si bien los temas internacionales llaman mucho público, los temas regionales también lo hacen y estos estuvieron a cargo de los especialistas colombianos, quienes abordaron de manera amplia los problemas que día a día se viven no solo en Colombia sino de manera similar en países vecinos. Este año, los efectos de la pérdida auditiva fluctuante por otitis media serosa fueron un tema que cubrió la audióloga María Patricia Rangel, quien destacó que esta patología que afecta a niños entre los 0 y 9 años les puede ocasionar una pérdida auditiva a corto o largo plazo que por lo general trae como consecuencia problemas en el desarrollo del lenguaje, en el aprendizaje, en la conducta y en la escolaridad. Por su parte, Ángela María López, audióloga y expresidente de Asoaudio, puso sobre el tapete la importancia y el alcance de la investigación en ototoxicidad, un tema que lleva trabajando hace algunos años para identificar cómo la ototoxicidad y la otoprotección pueden presentar nuevas oportunidades para la práctica y la investigación en audiología. “Al entender los mecanismos subyacentes de la pérdida auditiva ototóxica, tenemos la posibilidad de desarrollar nuevos medicamentos en el futuro cercano que no tengan la ototoxicidad como efecto secundario”, afirmó López.

La genética y discapacidad en el ámbito de la salud fueron aspectos tratados por Martha Lucía Tamayo, audióloga colombiana que en el primer caso presentó un análisis de diversos genes causales de sorderas sindromales y no sindromales; en discapacidad habló de la experiencia colombiana y del rol del profesional de la salud tanto en el enfoque integral como en el impacto que puede tener en la vida de una persona sorda o hipoacúsica, considerando su quehacer en la parte diagnóstica, de rehabilitación, asesoría y acompañamiento. Iván Darío Flórez, médico pediatra, epidemiólogo clínico y subdirector de Guías de Práctica Clínica y Evidencia del Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud (IETS), hizo énfasis en la Medicina Basada en Evidencia (MBE) y explicó a los participantes los alcances del nuevo IETS, organismo encargado de apoyar al Ministerio de Salud en la toma de decisiones utilizando los mejores métodos para sintetizar evidencia, de la forma más transparente posible y garantizando la participación de todos los actores implicados en Colombia.

Sobre la responsabilidad social de las instituciones de educación superior en la inclusión de personas con deficiencia auditiva habló la fonoaudióloga Rocío Molina, cuya investigación abordó la relación triangular entre discapacidad, educación y política institucional. En particular exploró y analizó las iniciativas, programas y acciones que se llevan a cabo en las instituciones universitarias para encontrar que no se evidencia la aplicación real de las políticas de igualdad de oportunidades para esta población en las instituciones, y por tanto la responsabilidad social queda tan solo esbozada en la misión y visión de proyecto educativo. Entre otros temas tratados también se destacan los retos del sistema obligatorio de garantía de calidad, cuyas modificaciones fueron explicadas por Victoria Eugenia Molina y conllevan a reflexiones sobre las condiciones particulares de los servicios prestados por los audiólogos.

Otros aspectos que suscitaron interés en el auditorio fueron los tratados por la audióloga Amanda Páez, relacionados con los desórdenes auditivos vestibulares asociados a accidente de trabajo y enfermedad laboral, y los del doctor José Alberto Prieto, quien se encargó de explicar la fisiología del sistema vestibular y la pertinencia de ayudas técnicas.

La Expo 2014

La muestra comercial de este año estuvo a cargo de las principales empresas que participan del sector audiológico colombiano, entre ellas Starkey, Unitron, Phonak, Widex, LabService, Auditek, Silvher, Serviequipos y Technic, todas con sus últimos equipos cargados de tecnología para hacer más fácil el acceso de sus clientes y suplir así todas sus necesidades. La cita para el próximo congreso es el año entrante en la ciudad colombiana de Bucaramanga, capital del departamento de Santander, donde también “esperamos que nos acompañen los especialistas regionales, ya que por ellos cada dos años se busca descentralizar el congreso de Bogotá y llevar los contenidos científicos a otras ciudades del país”, finalizó Claudia Gutiérrez, presidente de Asoaudio.

M.B.P.