Quito: mapa de un infierno de ruido

 

prevención

Vista panorámica de la ciudad de Quito. (Foto: @NuBryan - iStock)

Estudiantes de la Universidad de Las Américas (UDLA) han mapeado los niveles de ruido en la capital ecuatoriana, Quito, y han descubierto muchas áreas con niveles diurnos y nocturnos por encima de los límites recomendados como saludables por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El estudio, acompañado de una campaña para reducir ruido en Quito, muestra que el 25% de los ciudadanos de la capital están expuestos a un ruido de tráfico por encima de las recomendaciones de la OMS, que sitúa el límite sin riesgo en 65 decibelios. Por la noche, el 38% de los habitantes de Quito sufren ruido por encima de los 55 dB recomendables. El equipo de mediciones registró datos de los motores de los vehículos, la velocidad y la interacción de los neumáticos y la carretera, entre otros.

Hasta 80 dB

Los 15 miembros del equipo de la Facultad de Ingeniería del Sonido y la Acústica de la UDLA han dedicado dos años a elaborar un mapa detallado del ruido en Quito, que muestra que los niveles diarios por encima de la recomendable (basados en las directrices utilizadas en Colombia, no tan estrictos como los de la OMS), se sufren en el 44% de los centros educativos y el 35% de los hospitales y áreas residenciales. El centro histórico de Quito es una de las áreas más ruidosas, con niveles que se elevan hasta los 80 db.

En su campaña para rebajar este ruido en la ciudad y concienciar sobre este peligro, los universitarios apuntan no solo a la pérdida auditiva y el tinnitus como sus consecuencias, sino también a los efectos psicológicos del insomnio y la irritabilidad causada por el ruido. Las opciones para reducir el ruido del tráfico incluyen redirigir la circulación fuera de las áreas sensibles y bajar los límites de velocidad en sus inmediaciones.

Fuente: El Telégrafo

P. W. y J. L. F.