Héctor E. Ruiz: "Los implantes se indican cada vez más"

Hector E. Ruiz, ORL
Foto: K.H.M.

Asociaciones internacionales


El gran aporte lo conforman los implantes cocleares que entraron a remplazar el único órgano sensitivo relacionado con los sentidos. Esto ha sido toda una revolución. Entrevista con el Dr. Héctor E. Ruiz, elegido recientemente Secretario Regional para Centro y Sudamérica de la IFOS, quien visitó al equipo de Audioenportada/Audio Infos en su estand del congreso.

En medio del Congreso de la Federación Internacional de Sociedades Otorrinolaringológicas (IFOS, por sus siglas en inglés), realizado en París del 24 al 28 de junio, Audio Infos tuvo la oportunidad de hablar con el otorrinolaringólogo y otólogo argentino Dr. Héctor E. Ruiz, elegido Secretario Regional para Centro y Sudamérica de esta agremiación, pero además presidente electo de la Asociación Panamericana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello.

Ruiz es todo un “trotamundos” en el campo audiológico y gracias a esta característica ha logrado dar a conocer las investigaciones de su país, consolidar comités científicos internacionales e insertarse en la agenda mundial, especialmente aquella relacionada con implantes cocleares.

¿Cómo fue el inicio de sus actividades internacionales en el campo de los ORL?

Yo comencé hace muchos años a asistir a los eventos científicos de la Academia Americana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (AAO-HNS). Alcancé a participar en unos 30 congresos, allí me di cuenta de que el grupo más grande de profesionales que asistía, después de los americanos, era el de los latinoamericanos, así que primero me preocupé por crear un Comité Internacional en el cual pudiéramos participar todos los países de América llamado SPAG (Spanish–Portuguese Advisory Group) que luego creció mucho y se convirtió en el Panamerican Committee.

Desde entonces, hace ya 18 años, me concentré en la Asociación Panamericana, ocupé en ella varios cargos y ahora próximamente me posicionaré en Perú (2018) como su presidente. La principal estrategia que he liderado desde la Asociación tiene todo que ver con la difusión de eventos y actividades académicas, no solo en Argentina sino en todo el mundo. Creé el Boletín de la Asociación que actualmente cuenta con 25 mil suscriptores y nos ha dado a conocer como asociación. Ahora tendré otros retos desde mi nueva posición como Secretario de una de las 6 regiones que conforman la IFOS.

¿Cómo ha sido la evolución y percepción de la otología en el campo de los ORL?

A nivel de especialidad hemos crecido enormemente, en otología el gran aporte lo conforman los implantes cocleares que entraron a remplazar el único órgano sensitivo relacionado con los sentidos. Esto ha sido toda una revolución, yo recuerdo cuando comencé a operar oídos, el oído interno era intocable; hoy cualquier forma de pérdida auditiva puede ser equipada, operada e implantada ya sea con implante de oído medio, oído interno o de tallo cerebral. Hay una variedad de formas de remplazo de la audición que es imperdonable que siga existiendo hipoacusia sin tratamiento y rehabilitación.

Cuando nació la cirugía del implante coclear, lo hizo con muchas dificultades económicas que posteriormente pudimos superar cuando la seguridad social se hizo cargo, lo que nos permitió mostrar a largo plazo lo magnífico que es el remplazo y la rehabilitación auditiva. Hoy, personas que tuvieron sordera completa, usuarias de lengua de señas, tienen una audición casi normal. También evolucionaron en la especialidad satisfactoriamente la rinología, con la cirugía endoscopía nasal y la otoneurología; ambas han tenido un desarrollo extraordinario.

Con los implantes cocleares hay muchas expectativas. ¿Cuál es la realidad?

Este es uno de los campos que tal vez ha tenido mayor crecimiento, año tras año siempre hay algo distinto y lo vemos en estos eventos. Por supuesto, la electromedicina avanza y esto favorece a los implantes. Ahora mismo se estudia cómo remplazar un órgano, con un dispositivo totalmente implantable e incluso se está probando en personas un implante coclear de oído interno. Veremos implantes cada vez más pequeños, baterías un poco más duraderas y fácilmente recargables: como los audífonos y con mayores accesorios inalámbricos de todo tipo. La gran explosión en la cirugía de los implantes se debió al enorme beneficio a largo plazo que se comprobó.


La tecnología en audífonos también ha evolucionado, ¿cómo impacta en los pacientes y en los profesionales?

Sin duda una de las mejores fusiones ha sido la tecnología de los audífonos con la de implantes, porque se complementan y esto es fantástico para el paciente. Hoy están disponibles los aparatos con Bluetooth, FM, dispositivos inalámbricos que le permiten comunicarse en grupo, hablar por teléfono y escuchar TV, etc. y esta es solo una parte, está de por medio todo el tema de conectividad a la cual el usuario puede tener acceso. En cuanto a los grupos de profesionales, es importante que su formación vaya a la par de la tecnología. Los otocirujanos deben estar al tanto de los adelantos científicos; por ejemplo, en la colocación del electrodo se está analizando cuáles son las drogas que podrían colocar dentro del oído. Eso antes eso no existía… Hoy los electrodos son más finos y flexibles para evitar el traumatismo en la inserción. El electrodo debe mantener la audición residual y preservar la estructura del oído interno, permaneciendo cerca del modiolo para una mejor estimulación y debe estar adaptado a la longitud coclear. En últimas lo que se busca es preservar la audición. No debemos “hipotecar el futuro” de los pacientes, más todavía operando a chicos muy pequeños. Hay que proteger todo lo que se pueda con la mayor delicadeza posible, para que no haya inflamación y no se dañe nada.

Para llegar a esto hemos cambiado la vía de abordaje quirúrgica –hoy ya no se fresa el caracol y se hace el abordaje por la ventana redonda-.

Generalmente, ¿cómo es el seguimiento después del implante? ¿Se aboga por una colaboración con profesionales de otras disciplinas?

Hoy con Internet hay un control muy preciso y rápido por parte de los profesionales del equipo médico. Lo más importante después del implante es la rehabilitación, pues si opero a un paciente y no lo rehabilito es como si no le hubiera hecho nada. Aquí debe haber una profunda concientización de parte de los padres, por ejemplo, y nosotros como especialistas debemos exigirle al paciente su rehabilitación. Algunos creen que el implante es suficiente y no continúan el proceso. Eso no tiene sentido. Hay buena calidad de fonoaudiólogos, rehabilitadores y audiólogos en el mundo, que hacen muy bien esto.

En cuanto al ejercicio de la profesión, ¿ha influido en algo el panorama político de Argentina?

Las distintas políticas influyen en la demora de la entrega del implante. Tuvimos una política populista, y no resultó. Entonces hubo un cambio, pero en estas transiciones nosotros no fuimos afectados. Podemos implantar, hacer la parte hospitalaria pública y privada, en general hemos continuado. Los implantes cada vez se pueden indicar más. Hoy tenemos alrededor de 900 implantes anuales en el país y todos los dispositivos auditivos son importados.

Read this article in English on Audiology Worldnews!

Source: Audio Infos América Latina 58 (español e inglés).

M.B. and J.E.