Estrategias frente al "Oigo pero no entiendo"

Jornadas ANA
Asistentes a la jornada técnica de la ANA, celebrada el 27 de octubre.

Jornada ANA

La jornada técnica de la Asociación Nacional de Audioprotesistas-Audiólogos Protésicos (ANA) celebrada el pasado octubre en Madrid ofreció información detallada acerca de una amplia batería de tests y pruebas que se pueden utilizar para abordar los casos de pacientes que pronuncian la temida frase “Oigo, pero no entiendo”. Un completo screening de la capacidad cognitiva, el test de resolución temporal, el de comportamiento auditivo, la detección de problemas de memoria o atención... También, el apoyo de enfoques logopédicos y psicológicos, son algunas de las herramientas para adoptar nuevas estrategias en estas situaciones en las que, además de paliar una pérdida auditiva, hay que “entrenar el cerebro”, por expresarlo de una forma sencilla.

Al encuentro en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense, el 27 de octubre, acudieron profesores y estudiantes de cinco escuelas oficiales de Audiología y el nuevo presidente de la ANA, Jordi Serra, expuso los objetivos principales de la asociación:

  • Aunar y buscar sinergias en el sector “para crecer de forma armónica, sostenible y profesional a través de trabajo colaborativo” con empresas mayoristas y retailers, otras asociaciones (AEDA, SEORL, logopedas, foniatras...), escuelas y centros formativos, y colectivos de usuarios.
  • Potenciar servicios y ventajas a los asociados (asesorar, formar...):
  • Actualizar y modernizar la comunicación interna.
  • Proteger la profesión de audioprotesista y su ejercicio profesional.
  • Representar y colaborar con los socios de la Asociación Europea de Audioprotesistas (AEA).
  • Ostentar la representatividad frente a las administraciones públicas.

Sobre este último aspecto, Serra ha citado como ejemplos de gestiones recientes de la ANA la denuncia de la comercialización de unas gotas milagrosas que “curan la sordera”. Asimismo, ha anticipado que hay nuevos “desafíos” que vienen, como la aprobación reciente en Estados Unidos de los amplificadores de sonido PSAP y ha enfatizado que se propone ganar representatividad en el sector partiendo del millar largo de asociados con que cuenta.

Umbral de detección verbal

De entrada, el audiólogo Rafael Rubio, del Centro Audioprotésico Aragón, situó al auditorio en la referencia objetiva acerca de ese “Oigo, pero no entiendo” con las “señales” que se pueden medir en la audiometría y definió el Umbral de Detección Verbal (UDV) como la mínima intensidad a la que el sujeto oye lo que están hablando pero no entiende ninguna palabra. Para establecerlo se empieza presentando las palabras a una intensidad de 20 dB por debajo del umbral HAIC. En cuanto al Umbral de Recepción Verbal (URV), se trata de la mínima intensidad a la que el mensaje auditivo empieza a ser entendido y el sujeto es capaz de repetir únicamente el 50% de las palabras emitidas. El resultado se expresa en dBHL. La orientación que ofrecen ambos conceptos es que el URV se sitúa casi siempre entre los 5 y 10 dBHL por encima del UDV.

La tercera de estas “señales” es el Umbral de Máxima Inteligibilidad (UMI), la mínima intensidad a la que el mensaje auditivo alcanza su mayor comprensión, que se corresponde con aquella intensidad en la cual el sujeto es capaz de repetir el 100% de las palabras emitidas. El resultado se expresa en dBHL y el UMI está casi siempre entre los 15 y 20 dBHL por encima del URV. Rubio también explicó el test de impacto de la hipoacusia en la vida del paciente, y el denominado test de comportamiento auditivo, creado por Isabel Diges, Francisco Simón y Pedro Cobo. A continuación, Olga Ferrer, ORL recomendó no perder de vista el “encuadre global geriátrico”, una valoración más amplia que la simplemente audiológica que tiene en cuenta también aspectos cognitivos, movilidad y síndromes en edades avanzadas. No en vano, “el deterioro cognitivo y la depresión son patologías muy frecuentes en la tercera edad y ambas dificultan la adaptación de un audífono”. Aunque la sospecha de esas condiciones negativas se confirma mediante tests, el trato con el paciente ya puede poner alerta. De esos tests, el de Pfeiffer es el más básico, pero detecta deterioros muy manifiestos, el del informador puede resultar muy útil y el test de Yesavage es un buen instrumento de cribado en el caso de la depresión.

Web y curso sobre presbiacusia

Presentación web ANA
Presentación de la nueva web de la ANA, por Dolors Carretero y el presidente de la asociación, Jordi Serra.

La jornada técnica también sirvió para la presentación de la nueva web de la ANA, por parte de Dolors Carretero, responsable de Comunicación, que describió las secciones ampliadas con la posibilidad, por ejemplo, de descarga de las diferentes normativas vigentes por comunidades autónomas.

También se dio a conocer el curso e-learning centrado en la presbiacusia, presentado por Joan Ros, vocal 2º de la junta directiva de la ANA.

Lea el artículo completo sobre esta jornada en el número 144 de Audio Infos.

Fotos: J.L.F.

J.L.F.