El lema del congreso de AEDA en 2022 es "deterioro cognitivo y audición", ¿por qué?

 
 
 

Granada

© iStock - Naeblys

El presidente del Comité Organizador AEDA 2022, Juan Manuel Espinosa Sánchez, ORL en el Hospital Virgen de las Nieves, anticipa en este artículo a los lectores de Audioenportada y Audio infos el eje central temático de esta edición número 18 del evento anual de la Asociación Española de Audiológia, resumido con el lema "deterioro cognitivo y audición".

La demencia es una enfermedad que ocasiona deterioro cognitivo. Éste se manifiesta por síntomas como pérdida de memoria, dificultad para comunicarse o encontrar la palabra adecuada, dificultad para razonar o manejar tareas complejas. Actualmente, más de 800.000 personas padecen de demencia en España y esta cifra se duplicará para 2050. La mayoría de estas personas sufren una enfermedad de Alzheimer, aunque hay otros tipos de demencias como la demencia vascular o la demencia presente en algunos pacientes con enfermedad de Parkinson.

Cada año se diagnostican en España unos 40.000 nuevos casos de demencia, aunque se estima que el 80% de los casos de Alzheimer que aún son leves están sin diagnosticar. En conjunto, entre el 30% y el 40% de los casos totales de demencia de nuestro país están sin diagnosticar. Es de destacar que el coste del tratamiento de la demencia en España supone el 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) nacional.

El principal factor de riesgo para desarrollar una demencia es la edad, de modo que a partir de los 65 años -según vamos envejeciendo- aumenta este riesgo. La noticia buena es que se sabe que alrededor del 35% de los casos de demencia se pueden atribuir a nueve factores de riesgo que son potencialmente modificables o controlables. Estos factores son: la hipertensión arterial, la obesidad, la diabetes, el tabaquismo, la inactividad física, la depresión, el bajo nivel educativo, el aislamiento social y la hipoacusia.

A estos factores recientemente se ha sumado el alcoholismo, la contaminación ambiental y el traumatismo cráneo-encefálico, haciendo que este total de doce factores modificables sea responsable del 40% de las demencias.

La presbiacusia, principal factor modificable

Pues bien, precisamente, de estos factores modificables el más importante es la pérdida de audición, puesto que es el que mayor peso relativo tiene a la hora de contribuir a desarrollar una demencia. El riesgo de demencia se incrementa logarítmicamente en relación con la intensidad de la pérdida de audición, de tal manera que por cada 10 dB de pérdida auditiva se multiplica por un 20% el riesgo de demencia. Tras ajustar por edad, sexo, raza, riesgo vascular, nivel renta y educación, una pérdida de 25 dB equivale a un aumento de la edad cronológica de 7 años.

La población española está muy envejecida debido a la mayor esperanza de vida y a la disminución de la tasa de natalidad. Así, se calcula que, en España, en el año 2050, las personas mayores de 65 años representarán más del 30% del total de la población, y los octogenarios llegarán a superar la cifra de cuatro millones. Ligado al envejecimiento se encuentra la presbiacusia o pérdida de audición asociada a la edad. Actualmente, en España, casi un tercio de los mayores de 70 años padecen de pérdida de audición asociada a la edad.

Ante el aumento de la prevalencia de demencia es España hemos de actuar. Por un lado, es necesario establecer un diagnóstico precoz de la demencia, en sus primeras fases. Por otro se ha de intervenir sobre esos factores de riesgo modificables a los que antes nos referíamos. En este sentido es fundamental adquirir y practicar hábitos de vida saludables. Pero ¿qué podemos hacer los audiólogos? La respuesta parece evidente: ya que la hipoacusia es el principal factor de riesgo para desarrollar una demencia hemos de intervenir para paliarla y así reducir este riesgo.

Durante el congreso, tendrá lugar una mesa redonda multidisciplinar en la que profesionales de distintos ámbitos nos explicarán cómo se realiza una evaluación cognitiva, cómo se valora la audición en un paciente con un posible deterioro cognitivo y qué papel desempeñan las distintas soluciones auditivas en la prevención de la demencia.

Juan Manuel Espinosa