MED-EL patenta una tecnología con la Universidad de Salamanca que mejora la binauralidad en implantes

USAL y MED-EL
USAL

I + D

El grupo de investigación liderado por el profesor Enrique López-Poveda, del Instituto de Neurociencias de la Universidad de Salamanca, ha desarrollado una tecnología que permite mejorar la audición en ambientes ruidosos con implantes cocleares y podrían hacerlo extensivo a los usuarios de audífonos. El rendimiento se incrementa en torno a 2 o 3 decibelios, “un detalle de calidad que puede marcar la diferencia entre entender, o no, una conversación”, explica el especialista del centro castellanoleonés.

La multinacional austriaca MED-EL ha patentado el fruto de esta iniciativa conjunta para su uso en Europa, EEUU, China y Australia, tal como se expuso en su presentación recientemente en Salamanca. Asimismo, este fabricante de implantes prorrogará la investigación durante tres años para su puesta a punto óptima y su comercialización está prevista para dentro de “entre uno y varios años”, según el director general de MED-EL para España y Portugal, Julio Rodrigo Dacosta.

La esencia del descubrimiento se fundamenta en que “los oídos humanos funcionan de forma vinculada y cada uno de ellos envía señales al cerebro que, a su vez, envía señales de control al oído contrario”, explicó López-Poveda. Como sospechaban, los científicos de la Universidad han podido demostrar científicamente y ya han publicado que este “control cruzado, del que carecen los implantes cocleares convencionales al no estar conectados entre sí y funcionar de manera independiente el uno del otro, es imprescindible para poder comprender el habla en ambientes ruidosos”, añadió.

El proyecto cuenta con la colaboración del reputado científico Blake S. Wilson, galardonado con numerosos premios internacionales y doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca, con el que Enrique López-Poveda lleva colaborando desde hace años.

Foto: J.L.F.