"El error es hacer creer al paciente que el tinnitus no tiene solución"

Pawel J. Jastreboff, de la Emory University (Atlanta, EEUU), durante la conferencia en el congreso de la SEORL.

Entrevista

Coincidiendo con el 25 aniversario de uno de los tratamientos más exitosos para los acúfenos, la Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus (TRT), su padre y creador, el doctor Pawel J. Jastreboff, visitó a finales de octubre España para participar en el simposio “Tinnitus y su tratamiento audioprotésico”, organizado por GAES en el marco del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Patología Cérvico-Facial (SEORL). La cita, que reunió a más de 200 profesionales, sirvió para poner de manifiesto la necesidad de abordar con todas las herramientas esta dolencia que afecta a más de cuatro millones de personas en España.

Audio Infos ¿Cuál es la clave de la TRT?

Pawel J. Jastreboff. Se trata de reentrenar al cerebro. A mis pacientes les pongo este ejemplo. Sabes conducir por la derecha, pero imagínate que encuentras un trabajo en Nueva Zelanda, donde debes aprender a conducir por la izquierda. Serás una conductora peligrosa, pese a saber muy bien qué debes hacer, pero no puedes porque es el cerebro subconsciente el que controla la conducción. Pese a ello, puedes enseñar a tu cerebro a conducir por la izquierda y al cabo de cierto tiempo acabarás haciéndolo bien. El problema con los acúfenos es que la señal que se origina a nivel de sistema auditivo se difumina hacia el sistema límbico. La TRT lo que hace es reentrenar al cerebro para que la conexión entre el sistema auditivo y los otros sistemas del cerebro no se dé, para que las señales queden restringidas al sistema auditivo y no contaminen a los otros.

A.I. ¿Cómo llegó hasta este modelo?

P.J.J. Fue por casualidad. Estaba estudiando el tema del oído, el equilibrio, el cerebelo… Llegué a la Universidad de Yale para estudiar el mecanismo del olfato y después de un año un joven investigador me pidió ayuda para crear un modelo animal para mejorar el tinnitus. Pensé que era imposible, porque si no puedes probar la presencia del tinnitus en personas cómo lo vas a demostrar en ratas. Le dije que estaba equivocado en su planteamiento, pero que quizá podíamos obtener algo utilizando un método conductual. Me dijo “aquí tienes el dinero y el laboratorio, adelante”. Y lo hice.