Estrategias para detectar y abordar el deterioro cognitivo

 

WORKSHOP ANA

Getty Images - iStock

Sin intención de suplantar a otros especialistas, el audiólogo debe explorar si la persona con hipoacusia sufre algún deterioro cognitivo leve, mediante algunos test sencillos. El éxito de su trabajo va a depender en gran medida de estos trastornos y conviene detectarlos. La ANA ha reunido a varios expertos para compartir sus experiencias y consejos en un campo complejo.

A modo de introducción del workshop "Salud auditiva y salud cognitiva", el audiólogo Joan Ros, vicepresidente tercero de la ANA, ha resaltado el interés de este taller por identificar qué personas pueden sufrir el deterioro cognitivo cuando llegan al gabinete, dado que se trata de un factor que influye poderosamente luego en los resultados de la adaptación de audífonos, como elemento perturbador.

Olga Ferrer, ORL y especialista en Geriatría, ha subrayado que el grado de deterioro cognitivo puede confundir, antes del análisis en detalle, porque depende también del nivel cultural de la persona. El leve puede ir acompañado de una cierta dependencia o dificultad para tareas fuera de las básicas, o pérdidas de memoria, y no todos estos casos leves van a entrar en una demencia, solo un 10%-20%.

También ha lamentado que se fomenta el "edaísmo", todo lo relacionado con la edad es malo, ya desde la infancia, se asocia negativamente lo que tiene que ver con el envejecimiento (pérdida de libertad, calidad de vida...) En definitiva, no se debe afrontar esta edad con el espíritu de "emular la juventud". Es cierto que puede producirse una merma de todas las capacidades, porque la persona no ha tenido estímulos de tipo sonoro. El deterioro cognitivo leve puede derivar en severo, pero ¿puede revertir? Esta especialista ha señalado que se está intentando en las residencias con algunas terapias.

"Envejecer es parecer más joven, ser una mala copia de tu juventud, con lo que la vejez siempre será negativa, por una concepción materialista, carencia de principios importantes, como saber ver venir las cosas, anticiparse", ha opinado Ferrer.

La presbiacusia podría ser mejor abordada por los protagonistas, no por sus cuidadores, porque los primeros están en una especie de destierro social con falta de libertad. "Esto no ocurrirá cuando envejecer tenga un valor en sí mismo", ha concluido.

Varios test útiles

El Dr. Jesús Valero, profesor de la Universitat Ramon Llull de Barcelona y experto en presbiacusia, ha explicado la razón fundamental de la importancia de explorar el estado cognitivo de un presbiacúsico: porque el acto de oír es cerebral y si hay cualquier tipo de deterioro en su actividad, influye en la audición.

Aunque los audiólogos no están preparados para un análisis neurológico, sí están en condiciones de hacer una breve exploración, para saber hasta qué punto puede sufrir la persona un deterioro cognitivo leve. En caso de observar que puede tener un problema más importante, siempre se debe derivar a neurólogos, psiquiatras o psicólogos clínicos. Como instrumentos, en los centros auditivos se pueden utilizar tests cognitivos breves, que se realizan en menos de 20 minutos, algunos cinco minutos, que interrogan sobre tareas cotidianas y evalúan la memoria.

Valero se ha referido concretamente al test minimental (MMSE), en cuyos resultados influyen la edad de la persona y sus años de escolarización, que son factores a tener en cuenta para determinar la exigencia a la hora de medir la evaluación de los resultados de la prueba. También, al cuestionario Pfeiffer, que explora la memoria, fundamentalmente, con 10 preguntas muy básicas. Y ha mencionado además otros como el de memoria de dígitos y el Montreal Cognitive Assessment.

Como "límites" de los test cognitivos breves, este especialista ha indicado que hay que ser muy pacientes porque se evalúa a personas mayores y que tienen pérdida auditiva. También, ser cautos con factores como los años de escolarización y formación de la persona y ser conscientes de que no se va a realizar ningún diagnóstico.

La dificultad del "cóctel party"

Para Rafael Rubio, audiólogo de Zaragoza y vocal de la junta directiva de la ANA, la dificultad del "cóctel party" -el efecto de confusión para la persona cono hipoacusia cuando le hablan varios interlocutores y hay ruido de fondo- representa el mayor problema cuando se presenta, además, deterioro cognitivo. 

De hecho, la "escucha dinámica" es más complicada que la "estática" (con un solo interlocutor cara a cara), y se trata de ver qué influencia tiene ese posible declive de las capacidades cognitivas en la atención cuando hay conversaciones cruzadas. Además, para la persona afectada eso lleva a una fatiga crónica y persistente, severa, de dos a cuatro veces más esfuerzo que la población normoyente. Rubio lo ha comparado con comprender otro idioma, cuando todavía no se tiene mucho nivel.

Y también está la fatiga emocional, la autosugestión de creer que uno se va a sentir mal, agravada además si hay acúfeno. Tanto los audífonos como los implantes cocleares reducen la fatiga persistente y también la posibilidad de la transitoria, la que se debe a alguna causa coyuntural o temporal.

"Podemos hacer muy poco con el deterioro cognitivo, pero tremendamente interesante":
-Detección (test de MOCCA, Pfeiffer, test de memoria inmediata, disponibles en Internet).
-Gestión de expectativas. No prometerle unos objetivos sin ser cautos, los audífonos son un apoyo, no la panacea.
-Seguimiento. Comprobar si se mantiene estable en su pérdida cognitiva o valorar que consulte a un profesional, a la vista de los test realizados a lo largo del tiempo.

Signos de alarma evidentes

-menos capacidad de trabajo,
-desorientación en tiempo y lugar,
-problemas de lenguaje, la persona no encuentra palabras,
-pobreza de juicio,
-problemas de pensamiento abstracto,
-cambios de humor, frecuentes e inesperados,
-extravía cosas o las deja en lugares inapropiados,
-suspicacías, temores, ideas autoreferenciales (todo gira en torno suyo), siente limitaciones físicas inexistentes,
-pérdida de iniciativa,
-dificultades para realizar tareas familiares
-en la demencia cortical, por ejemplo, por Alzheimer, igual ríen que lloran, pero conservan un lenguaje normal hasta fases muy avanzadas. Hacen un discurso incoherente con palabras correctas. Tienen memoria muy alterada y falta de introspección.
-en demencias subcorticales, sufren afectación motora, de la postura, problemas de articulación del lenguaje (la pandemia lo ha puesto de relieve)

Sin herramienta tecnológica, por ahora

Efren Poveda, especialista en Innovación en Aural Widex Audífonos, ha preguntado si igual que hay una herramienta de cada fabricante para el tinnitus, existe algún medio técnico para el deterioro cognitivo. Valero ha opinado al respecto que debería existir la posibilidad de que la persona con esa pérdida cognitiva leve reciba una serie de atenciones para frenarla y que no vaya a más. Con niños sí existe esa cobertura. Por su experiencia, Ferrer ha explicado que en estos casos leves hay una serie de productos, neurotransmisores que hacen que el cerebro funcione mejor, no se recupera la cognición, pero mejora la conducta (a veces incluso muestran agresividad). El hándicap es que “el sistema público sanitario es cuidadoso, porque son carísimos y los quita a la mínima”. También ha relatado su experiencia complicada con la pandemia, porque había que aislar a mayores sin espacio, restringir visitas de familiares... una “situación caótica”, cuando hay una “importancia crucial de la relación social” para estas personas.

J. L. Fernández