Cómo aprender a optimizar un gabinete auditivo de la mano de Aural Widex

 
 

cadenas

Fachada de un centro Aural Widex.    (Fuente: Widex)

«La audiología es un sector en alza: mientras que el mundo de los negocios se suele ver representado por ‘océanos rojos’, por la competencia entre empresas, la audiología es un ‘océano azul’, un sector en crecimiento con huecos de mercado y oportunidades para quienes apuestan por la innovación, la excelencia y ofrecen al usuario un servicio diferenciador». Con este análisis, desde Aural Widex animan a impulsar un gabinete auditivo.

Con estas premisas específicas de la actividad audiológica, «el negocio de franquicias de Aural Widex se está consolidando y está despertando cada vez más interés entre los profesionales de la audiología y de la óptica», como explican fuentes de la compañía, ya que en estos gabinetes no son solo «expertos en audiología y en tecnología auditiva, sino también en gestión del retail audioprotésico, y la calidad de gestión es una de las mayores ventajas competitivas que hoy puede tener un centro auditivo».

A tal efecto, Aural Widex pone a disposición de los franquiciados la experiencia y el know how de los gabinetes Aural: «Un modelo de éxito con alta penetración en el mercado, indicadores de negocio óptimos y protocolos de atención al cliente diferenciadores». A todo ello se añade que las franquicias Aural tienen el «plus» del apoyo de un equipo de consultores de negocio que guía al franquiciado en todos los pasos que ha de dar y le asesora en ámbitos como imagen, marketing, crecimiento y gestión para así maximizar la rentabilidad del negocio.

«Pero… ¿qué debemos hacer para optimizar un centro auditivo? Hemos preguntado a los expertos en gestión de retail de Aural Widex y esto es lo que nos han contado»:

-Identificar en qué etapa se encuentra nuestro gabinete. Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de potenciar un centro auditivo es la etapa en la que se encuentra, porque en función de cada etapa tendremos unos objetivos, unas necesidades y unas estrategias.

Si el negocio está en una etapa de nacimiento, debemos ser pacientes. Queremos sobrevivir hasta la siguiente etapa y necesitamos un estudio de mercado que marque nuestras posibilidades de éxito. Si, por el contrario, nuestro gabinete está en desarrollo, debemos pensar en dar pasos que nos ayuden a crecer. Necesitamos mantener la estabilidad y la sostenibilidad y afrontar inversiones inteligentes conforme a nuestro crecimiento.

Si estamos en una etapa de madurez, el objetivo debe ser mantener rentabilidad y evitar saturación. Para ello buscaremos expandirnos hacia nuevos mercados sin riesgo e invertiremos en reconocimiento de marca. Por último, si nuestro centro auditivo está en una etapa de transformación, deberemos evitar el declive por no habernos sabido adaptar.

Necesitamos readaptar la empresa investigando cuáles son los cambios en mi mercado y lo haremos promocionando los cambios para atraer a nuevos clientes y mantener a los fieles y seleccionando e identificando nuevos nichos de mercado y alianzas.

-Tener un protocolo de atención diferenciado

Para conseguir que nuestro gabinete auditivo crezca, es importante diferenciarnos de nuestra competencia. En Aural Widex han hallado una «fórmula única en el mercado» que ofrecen a sus franquiciados: servicios de audición para toda la vida que permiten fidelizar a los clientes y aseguran una buena ratio de renovaciones gracias a la mejor estrategia de negocio, que es lograr la máxima satisfacción del cliente.

Cuentan con un protocolo denominado «Camino Aural», que incorpora todo lo necesario para mejorar la audición del usuario desde el primer día con el acompañamiento constante de profesionales especializados: los profesionales Aural. Este camino consta de varias fases: diálogo para identificar necesidades del usuario, estudio auditivo gratuito, prueba de audífonos, asesoramiento y facilidades, un Plan de Audición que incorpora una propuesta tecnológica y un programa de servicios, y el Plan de Seguimiento Atención Aural.

«El Camino Aural es, por tanto, una herramienta que asegura la satisfacción del cliente y mejora los resultados de negocio», subrayan.

«Lo que no se mide no se puede mejorar» 

Se trata de una frase que frecuentemente se utiliza en marketing. Y es, según explican los expertos en gestión de retail de Aural Widex, totalmente cierta. Para maximizar la rentabilidad de un negocio es imprescindible analizar cualitativa y cuantitativamente dónde estamos y dónde queremos llegar. Para ello es clave saber por qué nos llegan a nosotros nuestros clientes. ¿Vienen por la web, por el escaparate, por un anuncio?, ¿o lo hacen por recomendación de un amigo, porque renuevan con nosotros o por un acuerdo que tenemos firmado con un tercero?

Es necesario tener bien identificado el canal de procedencia de cada usuario y conocer las tasas de conversión y de binauralidad de cada canal. ¿Qué indicadores debemos tomar? El de los pacientes con pérdida auditiva que han acudido al centro auditivo y el de los pacientes a los que hemos conseguido adaptar un audífono. Además, el número de audífonos adaptados. De esta manera, podremos saber qué tasa de conversión tenemos y qué tasa de binauralidad. Si hemos segmentado por canal, además, podremos rentabilizar mejor futuras inversiones en marketing.

«Huelga decir que para llevar el control de todo esto, la opción idónea es contar con un programa de gestión especializado (en el caso de Aural Widex, proporcionan al franquiciado un sistema de gestión específico para centros auditivos para ayudarle a medir los indicadores de rendimiento del negocio así como almacenar todos los datos relativos al paciente y a la gestión de agendas). Si se carece de un programa de este tipo, siempre cabe la posibilidad de recurrir a un excel. Sea como fuere, tener recogida toda esta información es clave para diagnosticar el estado del negocio y tomar las mejores decisiones para su desarrollo», explican. Más información en la web www.auralcentrosauditivos.es/franquicias o en el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

J. L. F.