Un futuro de sensores y todos conectados al móvil

 
 
 
 

Multiacústica y Starkey

Un momento de la presentación de Livio IA. (Fuente: J. L. Fernández


El papel del teléfono resultará -resulta ya hoy- crucial en la vida cotidiana de los usuarios de tecnologías para la audición y un buen ejemplo se ve en el nuevo Starkey Livio IA, presentado para el mercado español por su distribuidor (Multiacústica) en Madrid como “el primer audífono con sensores integrados e inteligencia artificial”. Además de traductor instantáneo en 27 idiomas, este dispositivo envía información de salud de la persona a distancia, una funcionalidad de “chequeo” básico entre otras aplicaciones. En el evento también se explicó como Otoscan -el escáner 3D del oído- permite establecer un “flujo de trabajo” nuevo en el gabinete.

También los mayores, la generación actual de babyboomers que fueron “rebeldes” en su juventud en los años 70 y que hoy usan sin complejos Instagram, Facebook... viven cada vez más pendientes de su teléfono móvil. Así situó en contexto a los asistentes a la presentación Starkey Livio IA el director de Capacitación para América Latina, Caribe, México y España de la marca estadounidense, Joseph García, que puso como ejemplo precisamente a sus padres.

Este nexo con su terminal abre un campo de potencial de múltiples aplicaciones de la inteligencia artificial y funcionalidades, empezando por la traducción instantánea, una prestación de momento distintiva y exclusiva de este fabricante (ver artículo en el número de anterior de Audio infos).

El encuentro, animado por Helena Díaz-Fuentes, “events energizer” que condujo la jornada como presentadora, contó también con la participación de la doctora en Medicina y Cirugía Antonia Angulo, especialista en Audiología y Audioprótesis y profesora de Anatomía y Embriología Humana en la Universidad de Alicante, quien describió las “características anatomofisiológicas y la movilidad del conducto y el pabellón auditivo” como introducción a las ventajas de manejo del escáner en 3D del oído Otoscan, del fabricante Otometrics (Natus).



Hasta ahora, había toda una serie de recomendaciones para realizar las impresiones de oído (con la boca abierta, en cierta posición...) en aras de la precisión y evitar repeticiones del proceso. La nueva tecnología digital simplifica y agiliza esta tarea y evita errores, tal como resaltó Angulo.

Experiencia” para el usuario

En este aspecto abundó Edgar Martínez, del departamento técnico de Multiacústica, quien expuso el esquema del nuevo “flujo de trabajo en el punto de venta” para el día a día, en el que Otoscan favorece la interacción con el paciente, ya que se empieza por la impresión del oído al mismo tiempo que el profesional puede explicarle cómo está su oído, con lo que este método de “todo fundido” en el primer momento de su paso por la consulta del gabinete se convierte en “una experiencia” para él, lo que le anima y mejora el diagnóstico y la adaptación.

Cerró el evento Miguel Gimeno, fundador de Multiacústica, quien confesó que estaba en “shock” al comprobar los cambios tecnológicos en el sector, con la perspectiva de su experiencia personal de varias décadas en los que ha asistido a los progresos en sus prestaciones, especialmente en tiempos recientes. Para terminar, los profesionales pudieron consultar sus dudas acerca del manejo de Otoscan en un taller práctico y, posteriormente, intercambiar sus impresiones durante un cóctel en la sede del encuentro, el Hotel Meliá Madrid Princesa.

J. L. Fernández