Tomás Sánchez: “Lanzamos el primer audífono con dos procesadores para palabra y entorno sonoro“

 
 
 

Signia

Tomás Sánchez, responsable de Formación de Signia en España.         (Fuente: Signia)

Signia AX se presenta en el mercado como “el primer audífono del mundo” con dos microprocesadores independientes que permiten gestionar por separado el habla y el entorno sonoro, un salto cualitativo para la inteligibilidad y la comodidad de escucha. El responsable de Formación del fabricante en España, Tomás Sánchez, desvela otros detalles del lanzamiento en esta entrevista.

-¿Qué novedad tecnológica fundamental aporta el nuevo lanzamiento de Signia?

La evolución tecnológica de Signia es muy rápida, de hecho, en WSA tenemos el mayor equipo de desarrollo e innovación de la industria y queda reflejado en el ranking de registro de patentes dedicadas a la audición, donde nuestra empresa lidera muy por delante del resto.

Signia es innovación, y con el lanzamiento de la plataforma Signia AX tenemos el primer audífono del mundo que incorpora dos microprocesadores independientes para gestionar de forma separada la palabra y el entorno sonoro. Se consigue con ello una audibilidad cómoda, y una separación espacial real, de la palabra y el resto del entorno. De esta manera, Signia AX consigue ayudar a las personas donde su tolerancia al ruido es mala.
Tengo que añadir que, aunque no es una novedad, seguimos evolucionando nuestro exclusivo procesamiento de la voz propia (OVP 2.0). Siempre he dicho que es una de las ventajas con mayor prioridad a la hora de recomendar nuestra tecnología y nuestros productos. OVP consigue que la audición del usuario, de su propia voz, sea cómoda y natural. Pero, además desde el primer ajuste, de forma rápida, ayudando al audioprotesista. Reduciendo el número de ajustes de ganancia en tramos de frecuencia y niveles de entrada, innecesarios. OVP 2.0 registra la voz del usuario y acomoda los parámetros electroacústicos de forma inteligente, por sí solo. 

Realmente, Signia AX aporta mayores oportunidades de inteligibilidad porque es capaz de alcanzar los mejores resultados en el objetivo final de todos los audífonos: incrementar la relación señal/ruido en cualquier entorno por difícil que sea.

-Desde el punto de vista de la formación para el profesional que va a adaptar este nuevo dispositivo, ¿cuál es la principal meta, misión... la tarea más importante en su trabajo con esta nueva tecnología?

La evolución tecnológica hace necesaria la evolución del conocimiento y la adecuación a los nuevos criterios de abordaje en el tratamiento del sonido. Me encuentro con demasiado “anclaje” a los recursos del pasado. La evolución de la aplicación de algoritmos y sistemas basados en la Inteligencia Artificial es muy rápida y, a priori, muy bien acogida como concepto. Pero después veo demasiado interés por los audioprotesistas en querer modificar muchos de los parámetros, que deberían tratarse de manera diferente a como se están tratando, es decir, con la técnica de “prueba-error”, algo que choca de frente con la aplicación de IA (Inteligencia Artificial). Un sistema como nuestro DSP 2.0 (Procesamiento Dinámico del Paisaje Sonoro) se separa del tradicional tratamiento multiprograma de años pasados. La capacidad de proceso que tienen nuestros nuevos microchips permiten trabajar de manera que podamos denominarlo “tiempo real” porque los retardos del procesamiento digital los hemos reducido a valores que nuestro cerebro es incapaz de detectar su desfase. Es por esto que Signia AX no tiene un funcionamiento tradicional y restrictivo como son los criterios del tratamiento multiprograma, sino que es capaz de trabajar con el análisis del sonido y la acomodación de los principales parámetros (direccionalidad, reducción de ruido y ganancia) en tiempo real, en cada instante, en cualquier entorno, por difícil que sea.

Y esto es lo más difícil de explicar, hacer entender a los audioprotesistas que llevan años realizando modificaciones individuales de los parámetros electroacústicos en cada uno de los programas independientes, que con la nueva tecnología está todo en manos de reguladores dependientes de la IA.

-Aparte de la mejora de prestaciones, ¿qué ventajas ofrece para el usuario?

La argumentación para presentar Signia AX a los usuarios es muy clara y extensa. Con Signia AX tienen los audífonos con mayor capacidad de mejora de la inteligibilidad (2 procesadores independientes), la mejor y mas rápida acomodación al sonido de su propia voz (OVP 2.0), la tecnología más avanzada en la eliminación de la reverberación en entornos con eco (Auto EchoShield), la compatibilidad multimedia al más alto nivel, disponibilidad de cargadores autónomos para los audífonos de baterías de litio, y un largo etcétera, que podemos completar con los recursos basados en Inteligencia Artificial dedicados al uso directo de los usuarios, me refiero a Signia Assitant. Mediante la App Signia, el usuario tiene en sus manos un fantástico recurso para corregir fácilmente el sonido en el mismo momento que está percibiendo con dificultad. Con la ayuda de Signia Assistant, mediante la respuesta a unas sencillas preguntas sobre la percepción del sonido, el usuario puede modificar los ajustes de los audífonos en esa situación, en ese entorno sonoro en particular, y comunicará al audioprotesista esta información para el seguimiento de su evolución en la acomodación de sus audífonos de la manera más personalizada que provee la industria.

-La teleaudiología representa una tendencia de futuro para los profesionales. ¿Cómo encaja esta generación de producto de Signia en esa dinámica?

Nuestra plataforma TeleCare es pionera en la atención audiológica a distancia. En la actualidad Telecare 3.0 corresponde a la tercera generación desarrollada por nuestros compañeros de I+D+I.

Está basada en un portal web donde es el centro auditivo quien se registra creando su usuario y configurando el alcance de sus servicios y su base de datos de clientes. La activación de clientes se realiza a través de nuestro programa de adaptación Connexx y siempre cumpliendo con las más estrictas normas de la Ley de Protección de Datos (LOPD).

A partir de ahí, el audioprotesista puede hacer una adaptación en tiempo real a distancia. El usuario debe tener la App Signia en su teléfono móvil y aceptar la llamada que genera el audioprotesista. En un formato de videoconferencia. El Bluetooth LE del teléfono móvil conecta con los ajustes de los audífonos. Es muy fácil.

Además, como he dicho, desde hace años nuestra plataforma TeleCare permite la capacidad de poder realizar ajustes de forma asíncrona en audífonos antiguos, incluso los que no tienen Bluetooth. Signia incorporó en sus audífonos un sistema de comunicación inalámbrica con los teléfonos móviles mediante sonidos de muy alta frecuencia (algo similar al antiguo modem del fax o de las primeras conexiones a internet) y de esta manera también se pueden enviar las instrucciones de modificación de algunos de los parámetros de ajuste desde el teléfono móvil con la App Signia.

-¿Cuál es la autonomía de los modelos recargables y la velocidad o tiempo de carga?

Signia tambien fue innovador y precursor de los audífonos recargables. A principios del año 2016 presentó al mercado su Signia Cellion de la plataforma Primax incorporando la tecnología de litio con cargador inductivo y sistema de apagado y encendido automático. 

Desde entonces la evolución de este tipo de audífonos ha conseguido que podamos decir a los usuarios que no deben preocuparse por la autonomía de las baterías de sus audífonos por muy largo y activo que sea su día a día. Audífonos como los Signia Pure C&G T, garantizan hasta 36 horas de funcionamiento continuo, y si hablamos de nuestros Signia Motion C&G SP (BTE), tienen capacidad para funcionar durante 60 horas. 

Dependiendo de los modelos los tiempos de carga completa varían entre 3 y 4 horas. Además, todos los audífonos Signia recargables tienen el sistema de carga rápida con el que se consigue, en tan solo 30 minutos llenar las baterías ion-litio con cantidad suficiente de energía para extender 5-6 horas (según modelos) el correcto funcionamiento en caso de que se queden sin carga por haber olvidado conectarlo a su cargador la noche anterior.

Conectividad por Bluetooth LE, “estable y preparada para el futuro”

Para la conectividad, Signia utiliza la tecnología de Bluetooth LE, “la mas moderna, estable y preparada para el futuro”, tal como resalta Sánchez. Todos los nuevos audífonos Signia AX son compatibles tanto con la transferencia directa de audio desde teléfonos móviles con el sistema operativo iOS (iPhone-Apple) como con el sistema operativo Android con el protocolo ASHA (para el resto de las marcas). 
Asimismo, el responsable de Formación del fabricante en España garantiza que la App Signia funcionará sin problemas en cualquiera de los dos sistemas operativos, iOS (desde la versión 9.3) y con Android (desde la versión 5.0)

“No se trata solo de volver a oír, sino de oír con el menor esfuerzo”

“Signia es una de las principales marcas de audífonos del mundo. Nuestro objetivo es mejorar la audición de las personas mediante innovaciones que aporten un diferencial y que correspondan con las soluciones de audio prescritas por especialistas. Nos negamos a aceptar la pérdida auditiva como una limitación. No se trata de corregir una pérdida, sino de lograr un valor distintivo. No se trata de funcionar, sino de funcionar de forma eficiente y extraordinaria. No solo de volver a oír, sino de oír con el menor esfuerzo para llegar a vivir sin dificultades por la pérdida auditiva”. Con esta declaración de principios, Tomás Sánchez resume la filosofía del fabricante alemán de tecnología para la audición.

J. L. F.