¿Cuáles son los juguetes que ayudan a los niños usuarios de audífonos?

 

audifon-audika

Información difundida por Audifon (Audika) sobre los juguetes para niños con pérdida auditiva.    (Fuente: Audifon)

Los libros sensoriales, los juegos de origami, peluches también diseñados para estimular los sentidos o instrumentos musicales de madera son algunos de los "juguetes adaptados para niños con hipoacusia", tal como ha difundido la cadena de centros auditivos Audifon, del Grupo Audika, durante esta fiestas navideñas de 2021 y el arranque del nuevo año 2022.

"Por fortuna, cada vez hay más juguetes adaptados a los niños con discapacidad auditiva. El juego de sonidos y de audio les ayuda a desarrollar el lenguaje y las habilidades motoras, e incluso, el ritmo y su oído musical", divulgan desde esta red de gabinetes del Grupo Demand.

Entre las opciones para los padres, está la opción de fabricar algunos de forma casera, con los que "se puede trabajar la motricidad y autonomía en la etapa infantil", como sonajeros o paneles sensoriales hechos en casa "para que los niños descubran los diferentes sonidos y texturas en su etapa inicial de crecimiento". Como ejemplo más básico, un sonajero en el que se mezclan en un envase legumbres, pasta, botones... "siempre asegurándose de que el niño no pueda abrir el bote o recipiente. De esta forma, el sentido del oído se irá desarrollando poco a poco", con estos sonidos.

En cuanto a los "libros educativos en salud auditiva" o manuales prácticos, permiten a los niños que usan audífonos adaptarse a ellos o a los implantes cocleares. "Además, día a día, los padres deberían conseguir que los más pequeños de la casa construyan buenos hábitos en el cuidado de la audición", recomiendan desde Audifon.

Juguetes peligrosos para la hipoacusia

En la elección de los juguetes que se regalan a los hijos, además de acertar con estos criterios educativos y de ayuda para su desarrollo, también hay que "evitar que los niños tengan en casa juguetes peligrosos que hagan demasiado ruido y puedan dañar la audición del niño, además de vigilar que hayan pasado todos los controles de homologación", en el caso de esta población infantil con hipoacusia y, por lo tanto, con una especial vulnerabilidad.

En definitiva, los padres de estos niños tienen un reto en conseguirles una estimulación sensorial y pueden encontrar en el mercado juguetes terapéuticos para cumplir esta misión, tal como destacan desde Audifon.

J. L. F.