Tecnología de ruido rosa para proteger la audición

Seguridad en la carretera

Seguridad

El fabricante de automóviles Mercedes-Benz está utilizando ruido rosa, de sonido cercano al blanco, para proteger la audición en caso de accidente de coche , según informa IEEE Spectrum, revista ingeniería y ciencias aplicadas.

El ruido rosa corresponde al sonido con un amplio espectro de frecuencias en que la energía es inversamente proporcional a la frecuencia. La mayoría de personas percibe el ruido rosa como un sonido uniforme o plano. Mercedes está utilizando ruido rosa de unos 80 dB, un nivel no perjudicial similar al de un lavavajillas o al del paso de un tren de carga a una distancia de 15 metros.

La idea subyacente en la tecnología de seguridad preaccidente es que el vehículo emitirá ruido rosa a este nivel justo antes de un accidente inminente con el fin de preparar al oído para el sonido potencialmente ensordecedor del choque. La explosión de ruido rosado causa la contracción del músculo del oído interno y prepara el tímpano para el posterior ruido mucho más fuerte del accidente y del despliegue del airbag.

Hay que destacar que el ruido del accidente puede llegar a los 145 dB, un nivel por encima del que se registra en el despegue de un avión de un portaaviones. Asimismo, el ruido provocado por el despliegue casi instantáneo del airbag es de cerca de 165 dB, y se estima que un 17% de personas expuestas al despliegue de un airbag sufren un cierto grado de pérdida de oído permanente, según el artículo.

Aplicar la tecnología del reflejo muscular es complejo porque la protección contra explosiones del ruido rosa es de breve duración, y una exposición mayor o prolongada puede resultar perjudicial. Sin embargo, podría utilizarse en el área laboral o en entornos militares.

Artículo original de Audiology Worldnews.

Foto: © John Evans - sxc.hu

C.S.