El curso de atención temprana al niño con hipoacusia de AEDA-SEORL logra 0,5 Créditos de Formación Continua (CFC)

 
 

Pamplona

© Getty Images - isayildiz

El primer Curso de Actualización y Avances sobre Atención Temprana de los Niños con Dificultades Auditivas que se impartirá los días 4 y 5 de noviembre en Pamplona proporcionará a los asistentes 0,5 Créditos de Formación Continua, un aliciente añadido a un ciclo con enfoque multidisciplinar y global, pionero en esta especialidad.

Isabel Olleta, una de las coordinadoras de esta iniciativa de la Asociación Española de Audiología (AEDA), con la colaboración de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL), desgrana en esta entrevista los elementos de interés para seguir esta formación en el Palacio Baluarte de la capital navarra, en el que los talleres no se solaparán, no coincidirán en el mismo horario, para no perder detalle como ocurre en otros eventos.

 -¿Cómo se ha gestado este curso? ¿Cuál es la base científica previa?

Esta idea surgió un poco porque veíamos desde AEDA la necesidad de hacer un curso que fuera multidisciplinar, está dirigido no solamente a audiólogos, sino también a logopedas, psicólogos, ORL, médicos pediatras. Realmente, todas las disciplinas que tienen que ver con la formación en audiología de los niños. En cuanto a su base científica, lo primero, debo señalar que la detección precoz, que ya se hace en todas las comunidades autónomas de nuestro país, ha hecho necesario que nos pongamos todos las pilas: el poder detectar tan tempranamente a un niño que tiene hipoacusia, hace que las personas que trabajamos con ellos necesitemos una especialización mayor para poder tratar al niño. Esa es la motivación

-¿Han conseguido su acreditación? ¿Qué representa este reconocimiento académico para los participantes?

La Comisión de Formación Continuada de la Comunidad Foral de Navarra ha acreditado este curso con 0,5 créditos. La verdad es que está muy bien, creo que eso animará a que la gente acuda y que tenga acreditación en una disciplina tan específica, lo que representa un interés, por ejemplo, para los audiólogos y audioprotesistas que quieran trabajar en un hospital, o para los logopedas. Son unos créditos muy importantes.

-¿Qué esperan aportar sus coordinadores con la perspectiva de otros ciclos formativos sobre esta materia, la audiología infantil?

Entre los profesores que coordinan cada mesa redonda (que podéis consultar en el programa del curso), aparte de las master class, hay especialistas muy conocidos por todos nosotros que van a aportar sus conocimientos y experiencia entorno a diferentes áreas del desarrollo del niño con hipoacusia.

-¿En qué se va a notar que esta iniciativa parte de AEDA, el espíritu de la asociación?

Sobre todo, en que es una iniciativa que piensa en el niño como una “personita” global, teniendo en cuenta su desarrollo motor, cognitivo y psicológico. Es decir, la hipoacusia del niño no solamente como un desarrollo del lenguaje, sino con necesidades que va a tener ese niño y que no solamente son exclusivas del tratamiento de logopedia o protésico.

-¿Cuál es el interés para audioprotesistas que estén valorando trabajar la especialización pediátrica, más compleja que las adaptaciones con adultos?

Precisamente por eso, porque es más compleja. La visión que hay que tener, seas un logopeda, seas un ORL, un audiólogo o un audioprotesista, es global. Nunca puedes obviar a la familia, porque tú puedes adaptar unos audífonos fenomenalmente, pero si luego esa familia no se los coloca adecuadamente, no entiende lo importante que es que los lleve todo el día... O si eres un logopeda y no sabes detectar que los audífonos o el implante coclear no están aportando una audición funcional y sigues haciendo tu trabajo en logopedia, es difícil conseguir resultados. O eres un ORL y piensas que simplemente con tratar la hipoacusia por medio de implantes coclear y audífonos vas a permitir que estos niños desarrollen un lenguaje normalizado, sin tener en cuenta que el 40% de estos niños pueden también tener otras discapacidades añadidas a la sordera que van a dificultar ese desarrollo del lenguaje. Por ello, que cada profesional tenga conocimientos no solo de su disciplina, sino también de todas las disciplinas afines con la hipoacusia, va a permitir que el niño evolucione mejor. 

-Van a participar familias de niños con hipoacusia, ¿cómo enriquecerán este encuentro?

El curso está pensado para profesionales, no para familiares, eso no significa que no se encuentren las familias representadas dentro del curso, pues contamos con asociaciones de padres y familiares de niños con hipoacusia. El papel de la familia dentro de cualquier programa de atención temprana es esencial. 

-¿Qué otros especialistas destacaría dentro del plantel de ponentes?

Ya he nombrado unos cuantos, pero si consultáis el programa, veréis que hemos contado con profesionales con muchísima experiencia y muy conocidos por todos. Nos hemos dejado a muchísimos profesionales, todos ellos buenísimos, esperemos que este curso sea un éxito y podamos contar con ellos para una siguiente edición.

J. L. Fernández