Ana García, audióloga: “Con Aural no tienes la sensación de franquiciarte y que se olviden de ti"

 
 

Entrevista

Ana García, en su despacho en el centro Aural Cuenca.    (Fuente: Aural)

Para evaluar cómo se trabaja en un grupo de franquicias como Aural, uno de los mejores indicadores es el testimonio de alguien que lo vive en primera persona, como Ana García, que destaca el respaldo estrecho y permanente que le ofrece esta red de Widex Audífonos, como proveedor tecnológico y asesor para su gabinete.

Ana García es un ejemplo de profesional emprendedora. Diplomada en Óptica y Optometría, propietaria y directora de su propia óptica, un día decidió salir de su área de confort, estudiar Audioprótesis y ampliar el negocio. Fruto de esta inquietud por crecer empresarialmente, ahora es propietaria de la Óptica Tonos y del Centro Auditivo Aural de Cuenca, una franquicia de la red de centros Aural.

Para conocer su experiencia en el mundo de los centros auditivos y las razones que la llevaron a franquiciarse con Aural, explica en esta entrevista una decisión que volvería a tomar sin dudar. ¿Por qué? Lo resume en tres razones: "Aural distribuye los mejores audífonos del mercado", algo que ella ya había comprobado antes de franquiciarse, tiene una filosofía de empresa muy afín a la suya ("garantizar la máxima satisfacción del paciente") y cuenta con asesores especializados que ayudan al franquiciado a "analizar todos los aspectos de su negocio y dan las herramientas necesarias para rentabilizarlo". Por eso, concluye: “Los franquiciados de Aural no tenemos la sensación de que la compañía ha franquiciado y luego se ha olvidado de nosotros”.

¿Por qué se franquició con Aural?

Por un lado, hoy en día la audiología es un sector en alza porque cada vez la esperanza de vida es mayor y las personas mayores tienen cada vez una vida más activa y necesitan tener una buena calidad auditiva.

Por otro lado, me he franquiciado recientemente con Aural porque considero que el producto (los audífonos Widex) es el mejor del mercado, he trabajado y lo he podido testar durante muchos años y siempre me he sentido muy cómoda con él. Además, la filosofía de la empresa Aural Widex y de los centros Aural me gusta mucho porque está muy centrada en el servicio al paciente y es muy afín a la filosofía que yo tengo con mis propios pacientes, que es garantizar que reciben la mejor atención.

¿Volvería a franquiciarse con esta red?

Sí, volvería a franquiciarme con Aural porque la sinergia que establecemos entre los franquiciados, como profesionales, y ellos como franquiciadores es muy buena. Aural tiene asesores que nos ayudan a analizar todos los puntos clave del negocio para rentabilizar el centro. Te enseñan a trabajar de otra manera, de una manera muy analítica, midiéndolo todo para generar el mejor retorno de cada inversión. Esto te hace sentirte muy segura.

¿Qué es lo que más valora del hecho de ser un franquiciado Aural?

Lo que más importante me parece de Aural es el constante apoyo que recibimos para sacar adelante y rentabilizar el negocio de una manera eficaz. Valoro mucho el acompañamiento de los asesores que ponen a nuestra disposición y todos las herramientas de análisis que nos facilitan. Ante esta crisis del coronavirus, en la que tanta incertidumbre hay, nos sentimos muy acompañados. No tenemos la sensación de que la compañía ha franquiciado y luego se ha olvidado de ti. La compañía está siempre pendiente de nosotros y atendiendo a nuestras necesidades para que salgamos adelante.

J. L. F.