La música abre una nueva vía de investigación para la rehabilitación auditiva

 
 
 
 

MED-EL

Varios músicos participantes en el Sound Festival Music de MED-EL.     (Fuente: Paul Pibernig)

MED-EL ofreció en Viena (Austria) su primer Sound Sensation Music Festival, un evento mundial por la participación de músicos usuarios de implante auditivo procedentes de diferentes países, auténticos ejemplos de talento artístico que han superado limitaciones y no se han arredrado ante su pérdida auditiva. Además, el fabricante ha abierto una pionera línea de investigación para explorar en las capacidades cognitivas en la música con posible aplicación para la mejorar la rehabilitación auditiva de la población con hipoacusia, apoyados en el software Meludia.

Difícil encontrar una ciudad más apropiada para un acontecimiento musical que Viena, que alberga, entre otras riquezas patrimoniales la Casa de la Música, donde los grandes maestros de la historia como Beethoven, Mozart... tienen su espacio personalizado con abundante información biográfica y curiosidades. Y en este edificio emblemático de la capital austriaca se desarrolló el workshop organizado por MED-EL, la parte más técnica y científica, complementaria al festival de la velada y la rueda de prensa previa, para medios de comunicación venidos de toda Europa, con la asistencia de las ediciones española y alemana de Audio infos.
Marcus Schmidt, director de Marketing de MED-EL, el ORL español Luis Lassaletta y el músico portugués Russell Tyler.    (Fuente: Paul Pibernig)
En esa sesión informativa para periodistas, Marcus Schmidt, director de Marketing de MED-EL, ha presentado a la compañía con una retrospectiva de algunos de sus hitos, como el primer implante coclear en 1977, en una progresión tecnológica constante que en la actualidad ha llegado a este “performing music” que promete abrir nuevos horizontes para los usuarios de los dispositivos del fabricante.

Como testimonio en primera persona, el músico portugués Russell Tyler ha definido a MED-EL como “una familia” y ha relatado emocionado cómo nunca hubiera soñado que un día iba a tocar en la Filarmónica de Viena: “No sé si no voy a llorar...”, tuvo que interrumpir momentáneamente sus explicaciones. Y acto seguido, ofreció una interpretación con su oboe para los presentes, convirtiendo una rueda de prensa convencional en un pequeño recital singular e inolvidable.

Percepción de los tonos

A través de videoconferencia desde Estados Unidos, la musicóloga Johanna Boyer -co-directora del Sound Sensation Festival- ha subrayado que percibir los “tonos” tiene un componente emocional y que hay diferentes enfoques para aprovecharlos. Desde el punto de vista de la tecnología, la complejidad de la música (frecuencias) es diferente a la del habla, por lo que el reto para la industria de los implantes está ahora en la colocación de los electrodos en diferentes sitios para proporcionar más información sonora que es relevante para la música. 
La Dra. Ingeborg Hochmair, co-fundadora y CEO de MED-EL, entrevistada por el presentador del festival.   (Fuente: Paul Pibernig)
Boyer también ha incidido en que el “music training” ha demostrado sus beneficios para la experiencia musical, para disfrutar de ella, a modo de presentación de la aplicación informática Meludia. Sus ejercicios de autoevaluación cognitiva para músicos funcionan efectivamente como un “entrenamiento musical a largo plazo” de una forma “comprensible e independiente”. Con la ventaja de que es accesible para todos los usuarios de implante coclear sin importar su edad o su bagaje musical.

Problema de salud

Por su parte, el ORL español Luis Lassaletta -del Hospital La Paz de Madrid- ha aportado datos para situar en contexto el problema de salud grave y creciente que representa la pérdida auditiva en el mundo: afecta a una de cada cuatro personas (1.500 millones de habitantes y para el año 2050 se espera que alcance 2.500 millones). Además, la hipoacusia es la tercera causa más común de discapacidad padecida durante años completos.

Este médico e investigador ha incidido en su mensaje de concienciación acerca del “aislamiento” de la población que la sufre, no solo originada por factores como la edad, también por la exposición al ruido, cuando hoy en día hay muchas soluciones posibles (audífonos de diferentes tipos, implantes y también otras tecnologías).

A preguntas de los periodistas, Johanna Bayer también ha detallado que el entrenamiento musical con Meludia se puede realizar on-line y desde casa, con beneficios para la percepción del sonido con ruido de fondo, y Marcus Schmidt ha añadido que se puede aprovechar en todo el mundo, con lo que se creará una red internacional.

Acerca de los resultados para la rehabilitación auditiva, en esta sesión informativa se matizó que depende en gran medida de si se trata de niños con hipoacusia prelingual (antes de aprender hablar) o adultos postlinguales, que perdieron la audición cuando ya habían adquirido el lenguaje y, por lo tanto, tienen memoria auditiva del habla. En cualquier caso, Meludia se presenta a priori como herramienta con potencial “interesante” para mejorar resultados con implantes y audífonos, con sencillez de uso.

Ingeborg Hochmair: “Calidad de vida”

“Nuestra misión es ayudar a las personas a superar la pérdida de audición como una barrera para la comunicación y su calidad de vida. Y, por supuesto, disfrutar de la música es una parte importante de la calidad de vida”. Estas palabras de Igeborg Hochmair, CEO y cofundadora de MED-EL, resumieron el espíritu de esta iniciativa de la empresa familiar en la introducción del workshop de trabajo “Towards Natural Hearing” (“Hacia una audición natural”), desarrollado en la misma jornada del festival de música.
Expertos e investigadores en la workshop ofrecida para profesionales de la audiología.    (Fuente: J. L. F.)
Este certamen artístico ha contado con 60 participantes de 22 países, con 75 actuaciones y 14 miniconciertos, tal como precisó Marcus Schmidt.

El primer experto en intervenir en el taller de trabajo, Prof Paul Van de Heyning, ORL del Hospital de Amberes y de la Universidad de la misma ciudad belga, ha hablado de su experiencia en la estimulación apical para una mejor percepción musical y, en concreto, en la percepción de los tonos como “esenciales para el ritmo y la prosodia en la música y en el habla”. También ha destacado las ventajas de una estimulación electro-acústica combinada (implante y audífono) y ha indicado que las medidas del tamaño de la cóclea proporcionan la longitud del electrodo para llegar al ápex.

Por su parte, Tobias Rader, ORL del Hospital Universitario de Munich (Alemania), se ha centrado en la percepción de tonos con implantes cocleares, que en el futuro podrá mejorar con la estimulación optogénica de neuronas del ganglio espiral, y que en la actualidad también se consiguen buenos resultados según la posición de los electrodos. Este investigador recomendó una estrategia individualizada para cada usuario de IC, en especial, en los casos difíciles de pérdida auditiva unilateral profunda (SSD, por sus siglas en inglés). Al respecto, Julio Rodrigo -director general de MED-EL España y Portugal- ha resaltado la calidad en la comprensión del habla cuando se garantiza la audición en ambos oídos.

Rader mostró que se dan diferentes resultados obtenidos mediante el mapeo de frecuencias para los índices de estimulación, y también que existen distintas estrategias para mejorar esa percepción de tonos. Su objetivo apunta a estimular el nervio auditivo en el índice correspondiente correcto y en el lugar también acertado.

Ubicación de los electrodos

En este aspecto de la ubicación de los electrodos también incidió Peter Nopp, director de Investigación-Procesamiento de Señal de MED-EL, quien aseguró que en el portfolio de la marca austríaca hay opciones en ese sentido para cada usuario, con diferentes posiciones de los electrodos y 250 bandas espectrales. Se trata de estimular toda la cóclea, todas sus regiones en la misma vía o dirección.
Las actuaciones abarcaron diferentes estilos musicales, desde la clásica hasta el country o ritmos melódicos actuales.  (Fuente: Paul Pibernig)
En su “concepción de la anatomía basada en la adaptación, los ajustes”, este especialista puso de relieve la “importancia de la concordancia tonotópica” y del procesamiento de la estructura fina (ABF, por sus siglas en inglés), que mejora el alineamiento con el implante coclear contralateral, así como el empleo de la EAS (estimulación electro-acústica, con un implante y un audífono en el mismo oído). Nopp también aseguró que la comprensión del habla mejora con dos implantes cocleares.

En la mesa redonda posterior a estas conferencias, se aludió a que conseguir una calidad óptima de sonido para la música constituye una experiencia para la vida, al reto de individualizar cada caso de implantado, y a que si la audición no es buena en los dos oídos, sin disparidad, la adaptación del paciente nunca será completa.

Julio Rodrigo puso el acento en que con la música, con una percepción clara del sonido, mejora la comprensión del habla, mientras que Tobías Rader detalló acerca de esta conclusión que se da gracias a la melodía, que aporta resolución frecuencial. Luis Lassaletta preguntó acerca de qué test realizar para evaluar y demostrar los beneficios, a lo que Peter Nopp contestó que no hay referencias para compartir, más allá de las respuestas de los usuarios de implante coclear sobre su percepción del habla, por ejemplo. Tobías Rader añadió que los progresos se evidencian en las mediciones y hay que ver también sus capacidades y performances en la música.
Visita guiada a la Casa de la Música de Viena para los periodistas, acompañados por el directivo de MED-EL Patrick D'Haese.   (Fuente: J. L. F.)
En la segunda parte del workshop, Anita Obrycka -del World Hearing Center del Instituto de Fisiología y Patrología de la Audición de Varsovia (Polonia)- expuso resultados de trabajos en equipo con otros científicos sobre los “Beneficios de la integración binaural después de una implantación coclear en un solo oído”. Hizo énfasis asimismo en la concienciación responsable de que la pérdida auditiva es un problema de salud no solo para este sentido, sino por su repercusión para la demencia, la depresión y otros males.

Obrycka describió dos configuraciones de escucha, con enmascaramiento y sin, cuyos resultados indican el nivel de bajas frecuencias bien conservadas y la facilidad para acceder a las señales, principalmente la diferencia de tiempo interaural, entre ambos oídos (ITD, por sus siglas en inglés).

Los resultados clínicos en pacientes con pérdida auditiva unilateral fueron objeto de análisis por parte de Gunesh Rajan, de la Universidad del Oeste de Australia. La pérdida de binauralidad, en estos casos complejos, causa disfunciones como la pérdida de la localización sonora, el efecto sombra en la cabeza, el efecto silenciador, o comprometer también las habilidades para el lenguaje y la capacidad cognitiva verbal, además de entrañar un mayor esfuerzo de escucha.

Bastien Sannac, CEO de Meludia, el software que evalúa capacidades cognitivas del músico: “Ayuda al implantado con la selectividad frecuencial”

Bastien Sannac, CEO y co-fundador de Meludia, la aplicación on-line “accesible para todo el mundo” y en diferentes idiomas para los músicos, ha realizado una demostración de funcionamiento con algunos de sus ejercicios agrupados en cuatro “mundos” y diferentes “estrellas” durante la entrevista para Audio infos

“Un buen músico, cuando oye identifica las notas” ya desde pequeño, ha explicado, para hacer énfasis en la importancia de “entrenar las competencias musicales, que resulta esencial para distinguir, por ejemplo, si una melodía es ascendente o descendente”.

En el caso de un usuario de implante coclear, si no ha escuchado música cuando era pequeño o ha dejado de escucharla un tiempo, le costará más, y hay que trabajarlo de forma “progresiva”.

Además, hay que partir de que “cada persona tiene una estructura cognitiva diferente”, por lo que es más competente en unas u otras percepciones del sonido, y a veces el objetivo es mostrar dónde está en ese nivel de habilidades, en qué es fuerte o más débil. Ocurre en ocasiones también que el músico está “bloqueado, no sabe cómo progresar, trabaja, repite... y el problema puede ser la percepción de sí mismo que tiene”.

Meludia se había concebido inicialmente para los músicos y MED-EL lo quiere aprovechar para los usuarios de su tecnología, entre otras razones, porque son “ejercicios sencillos”. Se precisa, eso sí, para estas pruebas estar concentrado, lo que también entrena una buena “memoria de trabajo”, dado que el cerebro calcula y cuando asume varias tareas, hay una fatiga.

“En el lenguaje, si hablan cuatro personas a nuestro alrededor estamos perdidos, mientras que en la música puede haber varias tocando a la vez y percibimos el conjunto”, compara Sannac, para explicar también que “esto ayuda a la selectividad frecuencial para el implantado”. La mecánica funciona a veces “como si tuviéramos un radar que elige hacia qué sonido debe fijarse uno, la concentración auditiva”.

Bastien Sannac, durante la entrevista para Audio infos. (Fuente: Paul Pibernig)

Y volviendo al ámbito musical: “Somos muy conscientes del problema de los músicos que llegado a un punto no progresan, se estancan”. En ese momento, se tienen en cuenta tres aspectos: el trabajo instrumental, la mente memorizando una partitura (el lenguaje musical) y el tercero es actuar delante del público. “Hay músicos que sin la partitura no pueden tocar, mientras que nosotros buscamos el desarrollo cognitivo y emocional (el placer por la música) y que con la memoria auditiva puedan tocar sin partitura”, detalla el CEO de Meludia.

Esa “escucha emocional” es una circunstancia de la que no se habla mucho, pero que resulta muy importante para que el músico quiera continuar tocando, por ese placer y disfrute cuando lo hace. El esquema resumen se denomina SEMA (Sensorial, Emocional, Memoria y Análisis).

La musicóloga Johanna Boyer ha querido hacer el estudio con músicos con Meludia, ya que “ella buscaba desde hace tiempo herramientas que estuvieran bien para los usuarios y este programa le ha parecido completo, desde los novatos hasta los expertos”. Ahora coordina esta línea de investigación con MED-EL y la aplicación de estos ejercicios de autoevaluación y entrenamiento para músicos también para implantados. “Es el principio de la aventura, pero hay que encontrar una experiencia emocional mayor y la gente quiere explicaciones”, augura Sannac, que ya trabaja para ampliar Meludia con “músicas”, no solo sonidos.

El consejo de Ludmila Giménez-Holmann a los candidatos a un implante: “Que se atrevan a operarse”

“Soy la más chiquita de todo el lugar”. Así se presentaba durante la entrevista para Audio infos la cantante argentina Ludmila Giménez-Holman, un poco nerviosa horas antes actuar en el Sound Sensation Festival, como benjamina en escena con diez años de edad. Aunque no era novata en el mundo de la música, porque ha ganado un concurso de talentos organizado por MED-EL en Hispaonamérica, donde grabó en estudio y un videoclip junto con otra niña colombiana (bailarina) y un niño español, con profesionales.

Ludmila Giménez-Holmann.   (Fuente: Paul Pibernig)

Actualmente recibe clases de canto a domicilio por una profesora particular y también aprende “comedia musical”. La afición le viene en los genes: “Toda la familia de mi abuela canta”, recuerda, mientras su madre, Luciana, apunta que “desde chiquita la escuchó, a su abuela, le gustaba y quería cantar como ella”.

Ludmila nació sin nervio auditivo en su oído derecho y gracias a un implante de conducción ósea (Bonebridge) de MED-EL puede percibir por primera vez en su vida la estereofonía, tan importante en la música. “Se lo detectamos tarde, a los siete años, porque ella hablaba bien, cantaba... no había ningún indicio, pero decía que se le taponaba un oído, y una de las veces que el otorrino iba a sacarle cera, empezamos a hacer una audiometría y luego estudios más profundos, y se vio que no oía nada por ese oído”, rememora Luciana. Además, “siempre se acostaba en el sofá por el lado derecho al ver la tele”, pero desde que en enero de este año recibió el implante “cambió mucho, porque antes giraba automáticamente la cabeza cuando le hablaban, para escuchar por el lado izquierdo”. Ludmila corrobora esta transformación de su vida: “Recuerdo que mi madre me hablaba y yo no sabía dónde estaba, y le decía todo el tiempo ¿qué?, ¿qué?”, debido a la mala localización sonora propia de una hipoacusia unilateral profunda. “Yo la llamaba y ella se iba a buscarme por otro sitio de la casa”, añade su madre.

Ahora, por suerte, progresa en su adaptación y todavía está con “ajustes” que prometen más progresos.
Preguntada por qué mensaje y consejo daría a otros niños o adultos a quienes se presente la oportunidad de un implante, la joven cantante no duda: “Que se atrevan a operarse”. Luciana no oculta que su hija “al principio tenía un poco de miedo, pero la mantuvimos informada de todo y lo llevó superbién”.

José Luis Fernández