Barbie con audífono, ¿un exceso o una inspiración?

 
 
 

Testimonio

D. R

Mattel ha lanzado una muñeca Barbie con audífono. Aunque algunos creen que es una señal positiva para la inclusión de las personas con pérdida de audición, otros creen que el fabricante de juguetes ha ido demasiado lejos. Helga Velroyen vive en Múnich y tiene hipoacusia. Nos da su opinión sobre esta muñeca con problemas de oído.

El testimonio de este reportaje -en primera persona- tiene 40 años y trabaja a tiempo completo como desarrolladora de software para Google en Múnich, donde vive.

"Crecí en los años 80. Por supuesto, no faltaba la Barbie en la habitación de mi hermana y en la mía. En aquella época, las muñecas Barbie seguían siendo muy uniformes, servían al cliché de belleza: esbeltas, con curvas, de ojos azules, rubias.

Ahora estamos en 2022 y Mattel lanza por primera vez una Barbie que lleva audífono. Me ha hecho gracia y a la vez me ha emocionado leer este anuncio. ¿Me parece excesivo, redundante, este nuevo producto de Mattel? ¿O es inspirador?
Mattel ha sido criticada a menudo en el pasado por promover una imagen corporal excesivamente idealizada a través de la muñeca Barbie, especialmente para las mujeres, pero también para los hombres a través de Ken. La empresa ha aprendido la lección, ya que desde hace algunos años existen muñecas con características corporales algo más diversas: colores de pelo distintos al rubio, físicos más delicados o más voluminosos, pieles más claras o más oscuras.

Dado que este desarrollo se ha producido durante años, supongo que no solo es una decisión para mantener una imagen positiva de la empresa, sino que el planteamiento también merece la pena desde el punto de vista financiero. ¡Oh, qué maravilla, se venden más muñecas cuando se dirigen a más personas! Y en este caso, "dirigirse" significa ofrecer una oportunidad de proyección más cercana a la identidad del comprador. Las niñas de piel oscura también quieren una muñeca que les haga sentir que son perfectas tal y como son.
La usuaria de audífonos Helga Velroyen.              (Fuente: Schelke Bonnetsmueller)
La identidad humana se compone de muchos aspectos diferentes. Mattel ha pasado por muchas variaciones de apariencia. Las discapacidades visibles también forman parte de la apariencia de las personas, pero hasta ahora apenas se han tenido en cuenta. Esto está cambiando.

Básicamente, acojo con satisfacción este avance, porque creo que incluso las niñas con audífonos o los niños en silla de ruedas deberían aprender que no hay nada malo en lo que son. Esto se aplica no solo a las muñecas, sino también a los juguetes o a la cultura pop en general. Por ejemplo, me alegra ver cada vez más literatura infantil en la que los discapacitados son los protagonistas. Así que las novedades de Mattel están muy de moda en el caso de Barbie con su audífono.

O es para buscar un nuevo mercado...

Algunas personas molestas podrían decir que el desarrollo de Mattel es exactamente como lo que vemos en muchos ámbitos: las necesidades de las personas discapacitadas siguen siendo una consideración secundaria. Solo cuando se han agotado otros mercados se reconoce el potencial de este grupo. Así que aquí también estoy de acuerdo. Aunque acojo con satisfacción los nuevos productos de Mattel, pienso: "¿Por qué ha tardado tanto?"

El reconocimiento de la identidad de las personas también puede verse en otros grupos marginados. En algunos casos, llegan a reivindicar con determinación la propia identidad, e incluso a sentirse orgulloso de ella. Esto es lo que la comunidad LGBTQIA+ [acrónimo de lesbiana, gay, bisexual, transexual/transgénero, queer, intersexual y asexual] lleva años celebrando en los desfiles del Orgullo Gay. La comunidad de discapacitados está empezando a hacer lo mismo. En 2022, el nombre de Orgullo de la Discapacidad ya era familiar. Gracias a este movimiento, personas de todo el mundo están aprendiendo a no ver la discapacidad como un defecto, sino como parte de una sociedad diversa.

“Recuerda a los modelos de hace 30 años; puede fomentar el estigma en vez de reducirlo”

Sin embargo, cuando miro el audífono de Barbie, me pregunto si el dispositivo dibujado no es un poco demasiado “torpe”. Los audífonos modernos de hoy en día son pequeños y elegantes. El audífono de Barbie recuerda más a los modelos de hace treinta años; puede fomentar el estigma en lugar de reducirlo.

Aunque veo este peligro, no creo que la gente lo vea así. No soy una experta en la producción de muñecas, pero puedo imaginarme que simplemente era difícil, desde el punto de vista de la fabricación, hacer los audífonos aún más pequeños, porque una oreja de Barbie no es tan grande.

Por cierto, en lo que a mí respecta, estoy muy contenta con la visibilidad de los audífonos. Y no estoy de acuerdo con la tendencia del sector a hacer los audífonos más pequeños e invisibles. Por un lado, se compromete el resultado final: el rendimiento del procesador para el sonido, el número de antenas, la capacidad de la batería... Por otro lado, es útil que se puedan ver. Los audífonos nunca compensan por completo una pérdida auditiva. Esto significa que, como persona que lleva audífonos, sigo necesitando que mi entorno sea considerado. Y es más probable que la gente lo haga cuando la presencia de los audífonos les avisa de mi pérdida de audición.

Llevo mucho tiempo esperando que los audífonos dejen de estar ocultos y se conviertan en un accesorio de moda, como las gafas. En el espíritu del movimiento del Orgullo de la Discapacidad, los audífonos no deberían ser motivo de vergüenza, sino de celebración. Barbie es un icono del estilo de vida. Así que, ¿quién mejor para ayudar a elevar los audífonos a la categoría de accesorios de moda?“

Helga Velroyen